Leia en un Chanel: Oh là là!

Así en un instante del encendido navideño se cruzan en la mente las imágenes de la pasada colección de primavera de Chanel Haute Couture con Star Wars. Casi tres décadas después, Karl Lagerfeld (1933) reinventa la vestimenta de las féminas de la saga cinematográfica, según nos recuerda en Steak Bazaar.

Las abejas son la base de la que parte el diseñador alemán para esta colección. Aparecen por ejemplo bordadas en tul o como bisutería bien en el pelo o en sólo una de las orejas en forma de pendiente.  Simbolizan la renovación y el renacimiento perpetuo de la naturaleza; también presagian la felicidad y encarnan el valor simbólico asociado a su carácter trabajador. 

chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

Según sus palabras, no existe una regla sobre lo que es inspirador ni cómo puede afectar. Cree que lo que funciona es observarlo todo, y luego olvidarte de ello y rehacerlo a tu modo. En esta colección va mas allá y delibera que “la moda es parte de los acontecimientos de nuestro tiempo”. Por lo tanto, la intención esta vez es vincular el lujo a la moda-mindfulness. El objetivo es ser eco-consciente.

Chanel
Imagen via @vogue.com

 

Chanel
Imagen via @vogue

 

Chanel
Imagen via @vogue

Karl Lagerfeld utilizó la madera en forma de virutas para realizar los bordados, fragmentos, lentejuelas y perlas para embellecer la colección Primavera – Verano de alta costura de 2016. Tuvieron que hacerlo todo porque no existen las lentejuelas de madera, por ejemplo; para otras piezas se las ingeniaron con paja;  aplicaron folios 3-D, lo que implicaba el uso de papel reciclado y el hilado de tejido orgánico; o algodón salvaje para la capucha de la capa y algún vestido, etc. Es decir, tuvieron que crear los materiales con los que luego hacer los diseños. A pesar del empleo de estas inventivas, no dejaron escapar ni un detalle. Miles de horas de trabajo y esfuerzo.

Se extrae así el mensaje de que la producción de ropa de alta costura es la que menos impacto medioambiental tiene. A parte de estar hecho a mano, en principio debe durar “toda la vida”; justo todo lo contrario al concepto de desechabilidad por el que se tiende actualmente. Demostrando, una vez mas, la fuerza de lo intemporal que radica en los principios de Chanel.

Superaron en esta prueba el reto de incorporar la ecología a su tradición. Se regresó al color beige que, tal y como decía Coco, es lo natural, lo que viene de la tierra. Combinándolo siempre con la elegancia del blanco y el negro. El punto de partida para esta colección era la silueta, atenuada en la falda, mangas abullonadas y collares retirados.

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

Por otro lado, llaman la atención los cinturones y bolsos para los teléfonos móviles;  al unísono con los trajes que acompañan. Cuentan que son idénticos a los utilizados por las damas del siglo XV para llevar las llaves. “Cualquier otro accesorio sería demasiado” bromeó Karl Lagerfeld. Adaptando perfectamente así el menos es más.

Chanel
Imagen via @pinterest
Chanel
Imagen via @vogue.com

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Chanel
Imagen via @pinterest

 

Convirtieron el Grand Palais de París para el desfile en un jardín en el que había un césped verde, estanques de nenúfar y un pabellón de listones de madera a modo de “casita de muñecas”, pieza clave del espectáculo, con mucho espacio y calma para contemplarlo todo bajo cielo azul simulado. En el vídeo se puede ver el show completo. La guinda está en el minuto 18.

Además de la estética Leia Organa (1977) palpable en esta colección, y apurando un poquito con el tema bodas, también se puede encontrar un evidente reflejo para vestidos de novia, incluyendo posibles influencias del mítico que lució Jane Birkin en 1970. Indiscutiblemente, hablar de Star Wars en esta publicación viene como anillo al dedo (guiño guiño) para recordar el lookazo de Padmé Amidala en su boda con Anakin Skywalker. Inspiración máxima para tocados.

Star wars
Padmé (1999) – Imagen via @imdb

 

star wars
Leia y Luke (1977) – Imagen via @imdb

 

star wars
Padmé (1999) – Imagen via @imdb

 

Quizás sean las fechas en las que estamos pero la imaginación vuela mas alto de lo normal: qué buen tándem hubieran hecho outfits firmados por Coco con los personajes de las queridas princesas galácticas de George Lucas.

Imagen via @vogue.com
2 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *