La rentrée

El uniforme del cole pero esta vez eligiendo. Tienen gracia atemporal, finura y algo de sobriedad. Blanco, beige, marfil… infinidad de tonalidades perfectas. Qué suerte que el veranillo de San Miguel parece no llegar. Para todos los públicos cada segundo del año.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *