Sir Buckminster y el manejo de lo sencillo

A raíz de encontrarme sumergida los últimos días en términos como fullereno y otros del estilo habituales del campo de la nanociencia y la nanotecnología, descubro que tiene su origen en Richard Buckminster Fuller (12 de julio de 1895 – 1 de julio de 1983), diseñador, arquitecto, visionario e inventor estadounidense.

 

De su biografía elijo varias notas interesantes como esta cuestión que ha podido pasarse por la mente de cualquiera, especialmente en estos días de relajo veraniego ¿cómo podemos mejorar nuestra condición humana de una forma que, por el momento, no pueden hacer los gobiernos, las grandes organizaciones ni las empresas privadas?

A preguntas como ésta dedicó gran parte de su vida. Uno de sus trabajos más conocidos fue la cúpula geodésica, motivo por el que las moléculas formadas exclusivamente por átomos de carbono son conocidas como fullerenos (por su parecido con las esferas geodésicas).

 

En  el año 1949 erigió la primera cúpula geodésica del mundo, la cual podía sostener su propio peso sin límite. Era una cúpula de 4,2 metros de diámetro construida con tubos de aluminio y una cubierta de vinilo en forma de tetraedro. Para probar su diseño, Buckminster y muchos estudiantes que habían ayudado en su construcción se colgaron de la estructura delante de los espectadores.

Para los más curiosos, especificar que las caras de una cúpula geodésica pueden ser triángulos, hexágonos o cualquier otro polígono. Los vértices deben coincidir todos con la superficie de una esfera o un elipsoide ya que si los vértices no quedan en la superficie, la cúpula ya no es geodésica.

En 1965, Fuller inauguró la Década Mundial de la Ciencia del Diseño en el encuentro de la Unión Internacional de Arquitectos en París, en donde aprovechó para lanzar un mensaje público para aplicar los principios de la ciencia a resolver los problemas de la humanidad. Apostaba ciegamente en las energías renovables, la sostenibilidad y en que fuéramos educados exitosamente en esta línea.

Lo que indica que, efectivamente fue uno de los primeros activistas medioambientales. Consciente de lo limitado de los recursos que el Planeta tenía para ofrecer y abogaba por un principio que llamó efemeralización para transmitir «hacer más con menos» (aka en SB “menos es más” by Coco).

La idea se sustentaba en reciclar para crear productos valiosos, incrementando la eficiencia del proceso completo. Fuller popularizó también la palabra synergetics mucho antes de que el término sinergia se hiciese conocido tal y como lo conocemos hoy.

Por otro lado, debido a su constantes esfuerzos por lograr la máxima efectividad en todos los aspectos de la vida, logró desarrollar un sistema que le permitía dormir sólo dos horas al día. Estaba despierto seis horas y dormía sólo 30 minutos; y así sucesivamente. A pesar de sentirse descansado y de pasar dos años viviendo y trabajando con este sistema, al final lo abandonó por una falta de compatibilidad con el resto del mundo.

Existen millones de libros que tratan esta idea: sencillez y básicos. Todo está mezclado y lo hace bello. Arquitectura, diseño, ciencia, moda, formas de trabajar y de hacer. La eficacia de lo sencillo en comunicación o El diseño en la vida cotidiana demuestran este mantra en sus distintas temáticas. Aquello diario, fácil, lo que nos conforta: produce éxito. Por ejemplo, la expansión de la cadena hotelera Hilton a escala global, basada en el concepto de que todos sus locales debían construirse con un formato estándar para permitir la experiencia inmediata de una sensación de continua familiaridad, fuese cual fuese su ubicación.

Esta idea arrastra a la importancia de la identidad, el sello, de tomar la decisión adecuada en el momento oportuno. Lo sencillo y fácil, si es bueno, se recuerda y es reconocido en el más recóndito de los lugares. Como el estilo.

cozy, basic, simple, style, canvas, design, steak bazaar

 

cozy, basic, simple, style, canvas, design, steak bazaar

 

cozy, basic, simple, style, canvas, design, steak bazaar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *